La Transición de la Squier

Por Vondré

La Fender Squier fue la primera guitarra eléctrica que tuve. Mi papá me la trajo de sorpresa la noche del 30 de Enero del 2006.

Ana con la Squier en 2006

Tener una guitarra eléctrica era uno de mis sueños más grandes, recuerdo que había un nino en mi salón que tenía una guitarra eléctrica y yo moría por pedírsela prestada, pero a los 12 anos todo me daba pena, por lo menos me sacaba las medallas de conducta ya que no hablaba con nadie por ser antisocial :/. 

En fin, empecé con clases de guitarra a los 13 anos y tenía una guitarra acústica Paracho con cuerdas de Nylon, la cuál murió un tiempo después un día que la destruí contra la pared de mi cuarto.

El día que mi papá me regaló la Squier yo no lo podía creer, era demasiada mi emoción de por primera vez tocar una guitarra eléctrica. La conecte a un amplificador Fender Frontman de 15G que me trajo mi papá junto con la Squier y me quedé tocando toda la noche.

Frontman 15G

La Paracho y Ana en 2004

Empecé a formar un banda que se llamaba 6 digitos junto con mis amigos de secundaria, tocábamos De música ligera de Soda Stereo, Today de Smashing Pumpkins, Have a Nice Day de Stereophonics y otras que no recuerdo bien :P. Fuera de nuestro intento de tocar las canciones ya que nadie de nosotros sabía tocar compartíamos una energía muy especial y ese fue uno de los momentos que también me hizo saber que quería tocar música para toda la vida. A partir de esa banda nacieron otras bandas durante mi época de secundaria/prepa en las cuales también me acompañó la Squier, una de ellas se llama "The Shuvs" que es un nombre que no significa nada pero según yo se escuchaba "Cool" y hubieron muchas otras bandas que nunca tuvieron nombre.

Este show en particular fue muy raro, ya que fue en una escuela de puro hombre, más de 3,000 hombres y las únicas mujeres éramos Andrea y yo. Esta fue de las primeras fotos que me tomó Andrea Gil en un show.

Foto por Andrea Gil, The Shuvs, CDMX

Guerra de Bandas, Hard Rock Live 2010 The Shuvs, CDMX

Los veranos del 2008 y 2010 los pasé en un programa de rock en California, se llamaba Soundwall rock music school, a los cuales también me acompaño la Squier, ahí fue donde empecé a aprender lectura y más sobre teoría musical.

Tocábamos canciones como Rock n' Roll de Led Zeppelin, Them Bones de Alice in Chains, Seek & Destroy de Metallica, Santeria de Sublime y más. Estudiar en Soundwall era como vivir la película de School of Rock con Jack Black.

Horario de clases Soundwall 2008

Soundwall Rock Camp, Santa Cruz California 2010

Para el 2012 yo ya llevaba estudiando guitarra unos anos, desde que empecé a tocar guitarra siempre he estado obsesionada con ella. Ese ano fui a audicionar con la Squier para entrara a estudiar a Berklee y fui aceptada y becada. Otro de mis suenos más grandes estaba por cumplirse.

En el 2012 hice mi último show con la Squier, (por ahora) fue cuando me gradue de preparatoria, formamos una banda que se llamaba "Blue Sun" tocamos "Don't Stop Me Now" de Queen y otras.

Este evento recuerdo que lo cerró Ruido Rosa, fue la primera vez que las vi tocar y lo hicieron muy bien.

Ana con la Squier, Marzo 2012

En cuanto entré a Berklee me compre una Fender Stratocaster con los ahorros de mi vida de ese entonces y con el dinero que había ganado de algunos shows. La Stratocaster Sunburst que uso actualmente. Por lo tanto la pobre Squier perdió algo de atención, pero su historia no termina ahí.

En cuanto tuve mi stratocaster, usaba mi squier a ratos, como cuando llevaba la Strato a servicio entonces usaba la Squier. Aunque ya no la usara tanto, esta es una guitarra que jamás quería vender como otras, ya que con ella empezó todo. El 09 de Agosto grabamos el video de "Blanco y Negro" y fue cuando desempolvé la Squier. 

Amanda con la Squire en el video de Blanco y Negro,Agosto 09, 2019

En el video de "Blanco y Negro", Amanda es la chica que descubre el rock y se rebela ante la sociedad. La squier era la mejor y primera opción para acompanarla, ya que jugó ese papel en mi vida.

Para más información:

o también visita

Durante la primavera del 2020, en los días de encierro por el COVID-19 decidí darle un look nuevo a la Squier, para darle un segundo aire, para volver a usarla en los shows, que fuera más personalizada y siempre mía.

Busque tutoriales de como pintar tu guitarra, fue más sencillo de lo que pensé, pero muy tardado eso si. 

Primero fue quitarle todo, las cuerdas, las perillas, el pickguard y el mango.

Después lo difícil y más tardado, lijar toda la guitarra, quitando el esmalte y el color.

La lije toda a mano, y después de tres días que estaba apunto de terminar, me habló mi papá y me dijo que tenía su maquina para lijar rápido, por lo menos me ahorró una tarde de seguir lijando y fue bueno para pulir detalles.

Mi idea era pintarla "Seafoam green" y ponerle la pickguard color Tortoise vino que tenía la Strato antes de que la cambiara negra. Estaba un poco preocupada de que fuera verse un poco fa por pintarla con acrílico y no con spray que es como lo hacen profesionalmente, pero yo quería hacer mi propio diseno y mezclar colores para dejar algunas líneas de color azul y tonos distintos sobre el "seafoam green".

Primero quedó como un azul aqua, con sombras azul cielo, así que hice otra mezcla de color para que quedara más menta, así acercándose al seafoam green. Agregue al azul los colores amarillo, verde fosforescente y un poco de blanco.

En teoría tenía que haberle quitado las pastillas y el jack, pero quería evitar tener que soldar y dañar el sistema, pero con mucho cuidado se pudo trabajar. Una vez que conseguí la mezcla de colores a una especie de azul/verde menta lo dejé así ya que me dijeron que el barniz iba a darle un tono más amarillo al color y eso iba a ser lo que me acercara más al seafoam green que quería lograr. Así que con pluma y un plumón Sharpie escribí sobre ellas tres fechas importantes para mi, frases importantes de mi primer album "Animal" y una que otra hueya de lobo.

El barniz definitivamente mejoró el color y quedó como quería, esta foto es una muy mala foto por la luz ya que se ve más verde de lo que en verdad es, pero no quería saltarme pasos del proceso. En total fueron 7 capas de barniz, después de una capa, se lijaba otra vez para ir mejorando la textura, que se fuera secando y así aplicar las otras capas. Fue un proceso de una semana el puro barniz, un paso muy importante para la calidad final de tu acabado. 

Después de el barniz ya le puse la pickguard nueva y el brazo de la guitarra de regreso

Finalmente quedó!! en la foto pueden ver el resultado final.

Squier, Junio 20, 2020

Squier, Junio 20, 2020

Aún tiene camino por recorrer la Squier junto a mi, así que iré agregando historias a la transición de "La Squier" ahora que ha evolucionado.